UNIDAD EDUCATIVA SAN FRANCISCO DE ASÍS


La Unidad Educativa San Francisco de Asís es un colegio con educación de alta calidad, además instruyen a los estudiantes con el amor a la naturaleza, a nuestro gran entorno Lojano y a como saber preservarlo, todo esto es posible al contar con profesores capacitados con gran conocimiento educativo, asi mismo se enseña a los estudiantes a crecer bajo los mandamientos y el amor a Dios.


 Principios del BI

 Declaración de principios

 El Bachillerato Internacional (IB) tiene como meta formar jóvenes solidarios, informados y ávidos de conocimiento, capaces de contribuir a crear un mundo mejor y más pacífico, en el marco del entendimiento mutuo y el respeto intercultural. En pos de este objetivo, la organización colabora con establecimientos escolares, gobiernos y organizaciones internacionales para crear y desarrollar programas de educación internacional exigentes y métodos de evaluación rigurosos. Estos programas alientan a estudiantes del mundo entero a adoptar una actitud activa de aprendizaje durante toda su vida, a ser compasivos y a entender que otras personas, con sus diferencias, también pueden estar en lo cierto. (Organización del Bachillerato Internacional, 2007). En virtud de ello, la Unidad Educativa Fiscomisional San Francisco de Asís, de la ciudad de Loja, propende alcanzar estos objetivos, para estar a la par con otras instituciones educativas del mundo y poder servir a la juventud deseosa de superación, declarando los siguientes principios:

 1. Principios Generales

 Compartimos la tarea educativa de los estudiantes con la familia y con las aspiraciones más nobles de la sociedad. En las capacidades y potencialidades de los educandos encontramos las mayores riquezas y posibilidades de transformación de la humanidad. Educamos en la diferencia y para la diferencia. La educación es un camino para formar al hombre en todas sus dimensiones. La tarea educativa tiene sentido en cuanto ayude a construir la autonomía y la felicidad del ser humano.

 2. Principio de integralidad

 Considera al educando como ser único y social en interdependencia y reciprocidad permanente con su entorno familiar, natural, social, étnico cultural, nacional e internacional.

 3. Principio de participación

 Reconoce la organización y el trabajo en equipo para la aceptación de sí mismo y del otro, en el intercambio de experiencias, aportes, con ideales por parte de docentes, educandos, la familia, miembros de la comunidad a la que pertenecen, y para la cohesión, la construcción de valores y normas sociales con sentido de pertenencia y el compromiso grupal y personal dentro y fuera de la institución, con mentalidad nacional e internacional.

 4. Principios lúdicos

 Reconoce el juego como dinamizador de la vida del educando para construir conocimientos, encuentros consigo mismo, con el mundo físico y social, desarrollar iniciativas propias y habilidades de comunicación, compartir sus intereses, construir y apropiarse de normas y, finalmente reconocer que el gozo, el entusiasmo, el placer de crear, recrear y generar significados, afectos, visiones de futuro y nuevas formas de acción y convivencia, deben constituirse de toda acción realizada por y para el educando, en todos sus entornos.

 5. Principios de honestidad y prudencia

 Para que los estudiantes sepan comportarse y expresarse con coherencia y sinceridad, como el simple respeto a la verdad en relación con el mundo, los hechos y las personas, con prudencia para saber cuándo hacer y decir las cosas, saber cuándo es el momento actuar, hablar caminar o parar. Es decir, comprender que si quiere ser aceptado por los demás y gozar de credibilidad debe obrar honesta y prudentemente.

 6. Principio de autoconfianza

 Para dimensionar en nuestros educandos el esfuerzo, la persistencia y la habilidad hacia el éxito, con esfuerzo y amor por sí mismos, de quererse y aceptarse tal y como son, conociendo las debilidades y al mismo tiempo fortalecerlas.

 7. Principio de autocontrol y autodisciplina

Para fomentar en nuestros estudiantes la constancia, y el esfuerzo para la consecución del ideal, aunque requiere de una fuerte voluntad, pero requiere resistir a las tentaciones. Por lo tanto, la declaración de principios institucionales es acorde y coherente con la declaración de principios del BI, porque en colaboración conjunta, se desarrollan programas de educación de calidad para mejorar la enseñanza y el aprendizaje de una comunidad de alumnos diversa e incluyente y para influir en la manera de pensar sobre la educación internacional en el mundo. Los procedimientos establecidos en la Institución son mediante estudios sistemáticos de las orientaciones metodológicas que ofrece el BI.